Un buen hotel en simples requerimientos.

Encontrar un buen hotel puede ser una tarea ardua si es la primera vez que vas a un destino, siempre están las recomendaciones de amigos y conocidos, pero en cuestiones de turismo, nada mejor que tomar una decisión basada en nuestras necesidades personales, y las necesidades que tendremos para nuestro viaje.

Al buscar un hotel debes filtrar, en el proceso, tres elementos fundamentales.

¿Habitación enorme?

Fotos aquí y fotos allá, las fotos nunca sobran; nos permiten hacernos una idea real de los tamaños de las habitaciones y las camas, de los espacios en los que estaremos, descansaremos y conviviremos, de la limpieza e higiene del hotel, entre otros aspectos, si bien el internet no garantiza fotos reales, la nueva tendencia de negocios en redes sociales nos permiten conocer más del hotel sin necesidad de dirigirnos a una web o llamar y permitirnos imaginar o suponer.

Formularios de contacto y cantidad de respuestas

La cantidad de respuestas y la capacidad de respuesta dicen mucho de un hotel, probablemente el tiempo que tarden en responderte un mail será proporcional al tiempo que tardarán en solucionarte un problema, no puedes hacer que tus vacaciones y tu comodidad depensa de un hotel que tarde más de 24 horas en responderte, eso dice más de sus servicios que cualquier otra cosa.

Marca y Nombre: Confiabilidad

Un nombre dice mucho de una marca, las grandes cadenas de hoteles se han hecho famosas por la calidad de sus servicios, por lo cual, siempre son la mejor opción, ya que para mantener el posicionamiento de su marca y su buen nobmre en el mercado, se preocupan por mantener la felicidad de su cliente al máximo, y en el caso de un húesped, felicidad se traduce en comodidad y bienestar.

Tener estos puntos claros permitirá reducir tu búsqueda y obtener resultados rápidamente.