Ubicación adecuada = Hotel adecuado.

Debemos sacarle el máximo provecho a cualquier viaje, y es que un viaje con fines turísticos fácilmente puede convertirse en uno de negocios, y viceversa, si manejas tu tiempo correctamente.

Más allá de llevar una agenda mínuto a mínuto con lo que debes hacer, debes sacarle provecho al tiempo ubicandote cerca de los lugares en los que quieres o debes estar, e incluso de lugares que nos has tomado en cuenta pero son una opción o un buen plan B para añadir a una agenda en la cual se puede presentar cierto tiempo libre.

Al estar en una zona cerca del Centro histórico de México, mejor conocido como el centro, puede hacerte conocer más lugares de los que esperas. En centro se divide en 4 zonas: Norte, Sur, Este y Oeste. Dentro de esas zonas puedes encontrar los siguientes elementos:

  • Más de 200 monumentos religiosos y civiles.
  • Más de 1000 edificios que son patrimonio histórico o valiosos para la ciudad.
  • 6 templos modernos
  • Más de 70 plazas y jardínes.
  • Más de 10 museos.
  • Claustros.
  • Edificios con valor ambiental.
  • Edificos parte de la historia del país.

¿Enorme? Si, es una de las ciudades más grandes del mundo, así que su centro histórico también lo es, y sin duda alguna, es necesario visitarlo si estarás en el país.

Puede que no tengas tiempo para conocerlos todos, sin embargo, tenerlos cerca puede ser una buena manera de aventurarte a visitar la mayor parte, y saber que lugares deseas conocer en tu siguiente visita a la gran Ciudad de México.

Puedes conocer la mayor parte de la historia de México sólo con ubicarte cerca del centro, una zona que ha sido revitalizada y en la cúal se ha aumentado la seguridad y el rescate de viviendas cercanas que son parte del patrimonio de la ciudad.